Jugando con la rima - Ana Zarina Palafox Mendez

Técnicas lúdicas para el aprendizaje del verso improvisado en México.

 

Reglas de oro

El verso improvisado en general es una valiosa herramienta de comunicación pero también de ritualidad.

El versificar el mensaje se percibe, tanto en el emisor como en el receptor, como un acto de sacralización que aumenta tanto la importancia de lo dicho como su contundencia.

Por otro lado, Mariela Inés Sánchez-Cardona sostiene que “la principal presunción que respalda la educación para la paz es que si los ciudadanos poseen más información acerca de las alternativas frente al uso de la fuerza, rechazarán siempre los caminos de la violencia”. (Empoderamiento y responsabilidad de la cultura para la paz a través de la educación, 2012).

En el método “Jugando con la rima” propongo 5 reglas de oro “del verso, pero también para la vida” –como digo en los talleres –para hacer a la misma implementación del método una práctica de paz. Vaya, el mensajero es el mensaje, la forma es el fondo y la paz es el camino.

El recordarlas y pedir que se enuncien en voz alta sirve para apoyar la dinámica del taller regresando a un punto de concentración cuando la atención se dispersa. Más allá de esta función, las reglas de oro resumen lo que la práctica de la improvisación en verso puede aportar a la comunicación humana. El uso de lenguaje coloquial, familiar, es intencional.

  • Hablar fuerte y claro para hacer llegar el mensaje a otras personas.
  • Poner atención para entender y recordar lo que los otros dijeron.
  • Pensar desde antes lo que voy a decir en mi turno.

Hay otras dos reglas, para hacer un total de cinco. Son las más hermosas y las más importantes pero no se pueden dar sino a quienes ya están practicando el verso y aplicando cabalmente las tres primeras. Esas sólo se comparten de forma oral en los talleres presenciales.

Para los talleres de mujeres (de cualquier edad) existen las cinco versiones esotéricas para brujas, adaptadas a apoyar el empoderamiento de las asistentes... pero no las pondremos aquí, porque son sólo para brujas.

Para el taller "Magos de la rima", que es formación de formadores con este método, existen siete reglas de oro para talleristas. Éstas son una guía de referencia rápida con los principios del método y la forma de aplicarlos... pero tampoco las pondremos aquí, porque son sólo para magos.

 

Regresar